This site uses cookies. Some are essential while others improve your browsing experience and allow us to advertise. For more info visit the privacy policy page.

Allow inessential cookies for:

Your preferences have been updated.

Guía de qué ver y hacer en 4 días en Aruba

Después de muchas recomendaciones para que visitáramos a Aruba, finalmente decidimos descubrir por nosotros mismos qué tanto le encanta a la gente.

Después de muchas recomendaciones para que visitáramos a Aruba, finalmente decidimos descubrir por nosotros mismos qué era lo que esta pequeña isla bañada por las aguas del Mar Caribe tenía que tanto le encanta a la gente.

Primero decidimos investigar un poco antes de la visita. Las visitas a las playas son obvias, pero rápidamente entendimos que la cantidad de cosas para hacer es inmensa. Resorts de primer nivel mundial, experiencias gastronómicas increíbles, casinos y vida nocturna fascinante. Incluso es un destino ideal para los amantes de las compras: las mismas están libres de impuestos.

Un poco de contexto

Aruba es una pequeña isla al sur del Mar Caribe, no muy lejos de la costa norte de Sudamérica. 108.000 personas viven allí, y reciben gran cantidad de turistas de todas partes del mundo, como así también muchos trabajadores extranjeros que buscan la hermosa vida caribeña en esta hermosa isla.

Los locales en general hablan al menos tres idiomas. El holandés es idioma oficial, mientras que también lo es el papiamento, la lengua cotidiana de los locales. La mayoría de la gente habla español e inglés también.
El clima es soñado. Promediando los 28 grados, los días soleados son abundantes y las lluvias, una rareza. Combinado con las playas de arena blanca y aguas turquesas, dan como resultado un lugar que parece salido de un sueño resultando en uno de los mejores lugares para disfrutar del agua y el sol.

Lee más sobre la isla de Aruba

 

 

Llegada a la isla más feliz del mundo

Las primeras palabras que escuchamos fueron "Bon Bini", nuestra bienvenida en papiamento, y rápidamente nos enamoramos del idioma. Prestando un poco de atención es posible entender una buena parte de lo que hablan los locales, dado que la influencia del español y portugués es notoria, aunque incorpora también palabras de otros idiomas como el holandés.

Las sonrisas se volvieron algo habitual con el correr de las horas. Es increíble ver que toda la gente va feliz por la vida. Entendimos velozmente por qué Aruba es comúnmente denominada "One Happy Island", es decir, "Una Isla Feliz". Las patentes de los autos llevan esa inscripción también, que hoy en día son el eslogan mediante el cual la isla es reconocida internacionalmente.

Afortunadamente, fuimos también para el Día Internacional de la Felicidad. La combinación perfecta: la alegría local, en la isla más feliz del mundo, el día que se celebra la felicidad. Imposible pasarla mal, y a primera vista ya con ver las playas a lo lejos nos dimos cuenta de que serían días inolvidables.

Las playas

Creo que no debe ser novedad para nadie que Aruba cuenta con algunas de las mejores playas del mundo. De hecho, eso fue lo primero que se nos vino a la mente al pensar en qué podíamos ver al llegar a destino.

Eagle Beach
La playa más renombrada es Eagle Beach. Frecuentemente reconocida como una de las más bonitas del planeta, esta playa es la tercera mejor puntuada en TripAdvisor por lo que sabíamos que no podía fallar. Cumplió con las expectativas con creces y está totalmente a la altura de las circunstancias.

La playa cuenta con un amplio espacio de arena brillante color marfil. La playa es larga, haciéndola ideal para caminar o salir a trotar. En lo posible hacerlo durante la primera hora de la mañana o la última de la tarde. No solamente el clima es más moderado y el sol no pega tanto, sino que los amaneceres y atardeceres parecen salidos de una película romántica.

Es común que muchas parejas elijan este como el sitio para planear la boda, cumpleaños o eventos. Hay muchos lugares para estacionar o aparcar los automóviles, y cantidad de hoteles donde poder dormir por la zona para disfrutar al máximo esta alucinante playa y sus paisajes.

Palm Beach
Tres kilómetros de largo de playas soñadas es lo que tiene Palm Beach, popularmente conocida como la zona hotelera. Aquí, muchos de las mejores cadenas hoteleras del mundo se hacen presentes, combinando sus resorts de gran categoría con salida directa a la playa.

Cantidad de deportes acuáticos, actividades variadas y opciones para todos, no es indispensable alojarte en la zona para disfrutar de estas playas (aunque sí lo es para gozar de lo que los resorts ofrecen a sus huéspedes, como las piscinas privadas).

Es también posible encontrar bonitos bares de playa, restaurantes y tiendas de todo tipo. El entretenimiento en Palm Beach está asegurado, y esta es una de las razones por las cuales muchos turistas pasan la mayor parte de su tiempo en esta zona.

El buen clima y las aguas tranquilas también generan que sea uno de los lugares predilectos de buceadores y nadadores. Las aguas tranquilas hacen de este un lugar confortable para los nadadores y buceadores.

Baby Beach 
Baby Beach está ubicada en el extremo sureste de la isla, y poco a poco se ha convertido en una de las favoritas de los turistas. El paisaje impacta, dado que es una formación de arena con forma de media luna rodeando una laguna.

Al ser aguas de poca profundidad, es un lugar perfecto para las familias y los niños. Sin embargo, siempre se recomienda tener cuidado y vigilar en todo momento a los más chicos, tanto dentro como fuera del agua.

Mangel Halto
Mangel Halto fue una total y satisfactoria sorpresa para nosotros dado que no era uno de los lugares que habíamos investigado. Está ubicado en Pos Chiquito en la costa sureste, justo al sur de Spaan Lagoen. Nos encantó la combinación de vida marina y manglares que hacen de este lugar de aguas poco profundas un sitio perfecto para hacer snorkel.

 

 

Parque Nacional Arikok

Dado que Aruba tiene muchísimo para ver, decidimos visitar el Parque Nacional Arikok. Es una reserva natural de paisajes repletos de cactus, caminos pedregosos y sitios históricos.

Aprovechamos para conocerlo en un safari en 4x4 que hizo que la visita sea mucho más divertida. Pudimos descubrir cuevas llenas de murciélagos, arte de cientos de años, como así también ver animales y plantas autóctonos.

El camino en sí ya era toda una aventura. Buena parte de la zona no tiene caminos marcados, por lo que es indispensable hacerlo en un vehículo preparado. Pudimos conocer una parte de la isla que no todos los turistas llegan y fuimos muy felices viviendo esta original experiencia.

Oranjestad

El centro de Oranjestad y la zona hotelera (High Rise) es donde la vida cotidiana de Aruba sucede, como así también donde encontrar muchas tiendas y restaurantes de primer nivel.
 
También es una zona con casinos, bares y clubes nocturnos, donde abundan los espectáculos y es posible bailar hasta bien tarde disfrutando y conociendo otra gente con ganas de pasarla bien.

Recuerden: ¡Aquí la gente está siempre feliz, y eso incluye a los turistas! No cruzamos ni uno que no estuviera pasándolo increíble durante su estadía en Aruba, y esto hace que sea mucho más ameno y divertido conocer gente nueva.

La Granja de Mariposas
Uno de los lugares que más disfrutamos visitar. Es un jardín tropical donde viven mariposas de todo el mundo. Acompañados por un guía local que nos explicó cómo es la vida de las mariposas, desde su alimentación, apareamiento y desarrollo, aprendimos mucho sobre el tema y pasamos un rato inolvidable.

La Granja de Mariposas se encuentra localizada en Palm Beach al otro lado del Divi Aruba Phoenix Beach Resort, abierto diariamente de 9 a.m. a 4:30 p.m.


Snorkel y paseo en barco

Dedicamos uno de nuestros días a descubrir el mar y todos sus habitantes. De la mano de Jolly Pirates nos subimos al barco que nos fue llevando a muchos de los mejores puntos para poder ver peces de colores, corales y mucha vida acuática.

Tiene bebidas alcohólicas ilimitadas, e incluye el almuerzo. Pudimos recorrer un barco hundido que fue una experiencia alucinante, como así también otras zonas más tranquilas. Para finalizar, pudimos usar su columpio para poder llegar al mar de una forma divertida y original. Una experiencia muy recomendada.

Conclusiones

Aruba es un destino fascinante que sin dudas nos atrapó desde el primer momento. Superó nuestras expectativas, que de por sí eran muy altas conociendo el destino al que estábamos viajando. Lo recomendamos para familias que busquen unas vacaciones tranquilas, relajadas y disfrutando de playas, como así también a parejas jóvenes amantes de una combinación de aventura y relax frente a algunas de las mejores playas del mundo.

Conoce más detalles sobre este viaje en Aruba en vidadeviajes.com y en @vida.de.viajes en Instagram


Artículos relacionados